Construcción de puentes de asalto

Existen varias alternativas para la construcción de puentes de asalto. El objetivo de los mismos es el de poder sortear brechas de cierta longitud en las que no existe un puente construido previamente. Dado que la misión principal suele ser apoyar un ataque, el puente debe ser construido a gran velocidad y, a ser posible, con el menos uso posible de recursos humanos. Su uso los limita normalmente a aplicaciones militares en tiempos de guerra.

Los primeros puentes de este tipo se realizaron sobre diques flotantes para cruzar ríos y ya se habla de ellos incluso en batallas del siglo XI a.C. Los usaron los persas, griegos, romanos, etc. En la actualidad se emplean varios sistemas móviles autopropulsados de construcción rápida: tipo tijera, extensibles, o con el uso de una grúa que se extiende previamente para lanzar el puente.

El Chieftain AVLB (Armored Vehicle-Launched Bridge) es básicamente un chasis Chieftain MBT sin torreta que ha sido equipado con un sistema hidráulico para la colocación y recuperación de un puente. El vehículo puede llevar y colocar tanto un puente nº 8 o un nº 9. El nº 8 se lleva doblado y desplegado por la parte delantera del vehículo. Tiene una longitud total de 24,4 m, y pueden extenderse a una distancia de hasta 22,86 m (piso firme) o 22,25 m (si el piso no es fime). El nº 9 se transporta en sentido horizontal y se hace pivotar verticalmente 180 grados y es puesto en posición sobre la parte delantera del vehículo. Este puente tiene 13,4 m de longitud y puede extenderse hasta una distancia de hasta 12,19 m (bancos empresa). El Chieftrain AVLB con un puente nº 8 pesa 53 toneladas y requiere tres tripulantes.

Se prevee que el WOLVERINE reemplazará al AVLB en el futuro. El siguiente AVLB ha sido empleado en Afghanistan para permitir el paso de tropas en los terrenos difíciles.

El Wolverine, también conocido como Puente de Asalto Pesado, es un vehículo armado diseñado para transportar, emplazar y recoger un puente de asalto capaz de soportar cargas de 70 toneladas. Consiste en el chasis de un tanque Abrams M1 que ha sido modificado para poder transportar, desplegar y recoger un puente MLC (Military Load Class) 70 capaz de salvar brechas de 24 metros de longitud.

El siguiente Leopard 1 hace uso de un sistema extensible similar:

El M-18 Dry Support Bridge (DSB) representa a la última generación de puentes para táctica militar. El despliegue se realiza con tan sólo ocho soldados y basta un solo vehículo de lanzamiento: el DSB puede conseguir que el tráfico -de hasta 80T de peso- se mueva sobre una brecha de 46 metros en menos de 90 minutos.

DSB salvando una brecha de 40 m, construído en menos de 90 minutos

La misión principal del DSB es apoyar el impulso de ataque. Su misión secundaria es la de apoyo a las rutas de suministro principal de la parte posterior de la zona de combate. La siguiente imagen muestra el proceso de construcción del puente.

Proceso de construcción del puente DSB

El siguiente video ilustra la forma de trabajo del DSB, podemos ver en concreto el proceso de recogida de un puente que unas tropas realizaron durante un entrenamiento.

La versión LEGO más reciente de un lanzador militar de este estilo es la realizada por Mahjqa, autor de otros modelos que ya hemos comentado previamente, como el Stilzkin Igniz. Está inspirado en concreto en los AVLB que hemos citado antes.

Merece la pena ver su galería de fotos para apreciar los detalles del sistema de recogida y liberación del puente, cómo se extiende, etc.

Lanza puentes tipo AVLB realizado por Mahjqa

Información adicional:

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailfacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutubefacebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Comments are closed.