El conocimiento se construye

Niños aprendiendo con Mindstorm Para todos los amantes de LEGO es una obviedad decir que sus elementos son algo más que bloques de construcción, ya que además de ser un juguete muy divertido, se trata de un material didáctico excelente, que permite desde pequeños desarrollar habilidades creativas y de resolución de problemas, y que incluso tiene asociado una teoría pedagógica muy interesante: el construccionismo.

Seymour Papert, matemático y psicólogo, profesor en las cátedras de matemáticas y ciencias de la educación del reconocido MIT (Massachusetts Institute of Technology) se dio cuenta de los beneficios de la “construcción”.

Discípulo de Jean Piaget, conocido por el desarrollo del Constructivismo -teoría pedagógica basada en ofrecer al alumno herramientas que le permitan crear sus propios procedimientos para resolver una situación problemática, lo cual implica que sus ideas se modifiquen y siga aprendiendo-, Papert recoge en su teoría algunas de sus nociones básicas y se diferencia del mismo en la aplicación concreta a la pedagogía y a la didáctica.


Seymour Papert

En palabras de Papert:

«Tomamos de las teorías contructivistas de la psicología el enfoque de que el aprendizaje es mucho más una reconstrucción que una transmisión de conocimientos. A continuación, extendemos la idea de materiales manipulables a la idea de que el aprendizaje es más eficaz cuando es parte de una actividad que el sujeto experimenta como la construcción de un producto significativo.»

El construccionismo considera que las actividades de construcción de artefactos, sean estos el diseño de un producto, la construcción de un castillo o la escritura de un programa de ordenador son facilitadoras del aprendizaje. Se plantea que los sujetos al estar activos mientras aprenden, construyen también sus propias estructuras de conocimiento de manera paralela a la construcción de objetos. También afirma que los sujetos aprenderán mejor cuando construyan objetos que les interesen personalmente, al tiempo que los objetos construidos ofrecen la posibilidad de hacer más concretos y palpables los conceptos abstractos o teóricos y por tanto, los hace más fácilmente comprensibles.

De esta forma el construccionismo involucra dos tipos de construcción: cuando los niños construyen cosas en el mundo externo, simultáneamente construyen conocimiento en el interior de sus mentes. Este nuevo conocimiento les permite construir cosas mucho más sofisticadas en el mundo externo, lo que genera más conocimiento, y así sucesivamente en un ciclo auto-reforzante. A través de la construcción se llega al conocimiento, no como en la pedagogía tradicional que es al revés.

Las ideas de Papert se hicieron conocidas a través de la publicación de su libro Mindstorms: Children, Computers, and Powerful Ideas (1980), donde describe cómo guiar a los niños en la creación de programas de ordenador en el lenguaje de programación Logo. Comparó su método de aprendizaje con la vida en un Mateland, donde el aprendizaje de las ideas matemáticas sería tan natural como el aprendizaje del español para quien vive en España.

Como era previsible, LEGO comenzó en 1980 a financiar proyectos de investigación del equipo de investigadores de Papert en el MIT. Y de esta colaboración surgió LEGO Mindstorms, la conocida línea de productos de robótica, consistente en una técnica construccionista de apoyo al análisis y diseño de estrategias de solución de problemas para equipos de trabajo.

En los talleres, los alumnos describen y diseñan situaciones utilizando piezas de LEGO. De esta forma, el aprendizaje construccionista involucra a los estudiantes y los anima a sacar sus propias conclusiones a través de la experimentación creativa y la elaboración de los objetos sociales.

En este tipo de aprendizaje, el maestro asume un papel de mediador en lugar de adoptar una posición instructiva. La enseñanza se sustituye por la asistencia al estudiante en sus propios descubrimientos a través de construcciones que le permiten comprender y entender los problemas de una manera práctica.

El lenguaje de programación permite a los niños controlar las estructuras que construyen con LEGO. Los niños programan la computadora para hacer que sus construcciones se muevan, hablen, se enciendan o respondan a diversos estímulos. Los “comportamientos” de estas máquinas pueden llegar a ser complejos.

Lego Mindstorm NXT

Con la robótica de LEGO, los niños se comprometen en tres tipos de construcción:

1. Construyen estructuras con elementos de LEGO.
2. Crean programas en la computadora y
3. Construyen conocimiento en sus mentes como resultado de estas actividades.

Más aún, cuando lo usan, los niños aprenden más sobre ciencia y diseño siendo
científicos e ingenieros, tal como aprenden sobre matemática, siendo matemáticos.

Esto es algo muy diferente de simplemente aprender sobre ciencia y matemática.

Enlaces:
- MIT

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailfacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutubefacebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Comments are closed.