Nikola Tesla

This entry is part 25 of 26 in the series Cultura

La historia de la humanidad ha ido siempre ligada a ciertos descubrimientos y hallazgos que han permitido al hombre sobrevivir y adaptarse al medio aprovechando los recursos que encontraba en su camino. En este sentido, podemos constatar que no se podría explicar el mundo tal y como lo conocemos sin los avances que han sido incorporados al saber común por sujetos que, como Nikola Tesla, han sabido interpretar el mundo desde una perspectiva distinta a la de la mayoría de las personas. Estos individuos, que han sido capaces de dar con las soluciones a las interrogantes que muchos anhelaban responder desde antaño, (incluso incorporando preguntas y respuestas nuevas a las ya formuladas anteriormente) poseen en su mayoría una dotación intelectual superior a la media y todos ellos comparten una naturaleza inquieta y soñadora que busca dar soluciones a cualquier problema que carezca de solución, por muy difícil que aparente ser.

Uno de estos hombres sin duda alguna es Nicola Tesla, inventor, ingeniero mecánico e ingeniero eléctrico nacido en la actual Croacia, entonces el Imperio Austro-Húngaro en 1856.

Sus avances en la ciencia son tan numerosos como asombrosos e innovadores para la época, y hoy en día se utilizan los descubrimientos que hizo en infinitas aplicaciones y aún se sigue investigando en muchos de los experimentos que quedaron inacabados a su muerte.

Cuando era sólo un adolescente observó una fotografía de las cataratas del Niágara y comentó a su tío que había imaginado que podía incorporar una gran rueda conectada a las mismas y podría así obtener energía. Años más tarde se construyó la primera central hidroeléctrica gracias al desarrollo de sus experimentos en 1893, consiguiendo en 1896 transmitir electricidad a la ciudad de Búfalo (Nueva York), dando así indicios más que evidentes de que lo que vendría después no dejaría indiferente a nadie.

Central hidroeléctrica en las Cataratas del Niágara.
Entre los inventos más conocidos de este genio encontramos uno de los sistemas de comunicación más importantes de toda la historia de la humanidad. En 1893, inventa la radio en Europa patentándola en Estados Unidos cuatro años más tarde, sin embargo, dicha patente no le fue concedida hasta 1900, debido a que se dio lugar a una auténtica batalla por la patente de la misma por parte de Tesla y la “Marconi Company” , que quería comerciar con el “producto”, mientras que Tesla sólo quería ofrecer esa tecnología gratuitamente.

Radio que imita un ladrillo de LEGO
Moc de una radio a pilas
Además de la radio, Nikola Tesla desarrolló toda la tecnología de la corriente alterna que utilizamos hoy en día. Constituye su mayor aportación, y le permitió idear el primer motor eléctrico de inducción en 1882. Construyó los primeros motores y generadores polifásicos, los primeros transformadores, desarrolló la robótica y la bombilla incandescente. Hoy en día muchos de estos inventos se encuentran en nuestro entorno de tal modo que no imaginamos la vida sin ellos.

Tesla leyendo sentado al lado de una de sus bobinas.

Con LEGO, la vez que se juega construyendo, se puede comprender y analizar los mecanismos por los cuales funcionan las diversas estructuras creadas, pudiendo ser partícipes de los aspectos científicos que engloban éstas y pudiendo aprovechar las facilidades para crear que posee LEGO y continuar con la carrera de conocimiento que comenzó la humanidad hace miles de años.

Pequeña maqueta de una central hidroeléctrica.
Próximamente podréis ver un artículo en el que mostraremos el funcionamiento de una turbina y cómo construir una central hidroeléctrica como la que ideó Tesla, pero con piezas de LEGO. Para ello haremos uso del material del set 9688 Energías Renovables.

Evidentemente los “ingenios” de Tesla han sido modificados con los años y se ha hecho un gran avance en ellos partiendo de sus principios físico-químicos, dando lugar a modelos mas avanzados en los cuales se mejora el rendimiento y se reduce tanto el espacio utilizado como el gasto de materiales. Así podemos ver como han ido evolucionado hasta dar lugar a aparatos tan frecuentes en la vida diaria como un transformador, una radio, un robot, un control remoto…y así hasta cientos de invenciones (800) que patentó y otras muchas que quedaron fuera de ser patentadas por motivos económicos.

Mindstorm RoboGator .
Los avances en la ciencia necesitan evidentemente de un capital monetario importante para el estudio y la experimentación de las creaciones que un día aparecen como una luz, que se ilumina en la mente de alguno de los genios de los que antes comentábamos. Posteriormente se materializarán en algo tangible cuyo uso agilizará las tareas a realizar por el hombre, y que de alguna u otra manera incrementan su potencialidad tanto en cuanto al medio físico que lo rodea como a individuos de la misma especie. Así, en los periodos de guerra se ha prestado especial atención a los avances científico-técnicos que podrían hacer variar la balanza del poder en uno u otro sentido.

Tesla trabajó duro para evitar que se perdieran tantas vidas en la guerra. Basándose en los experimentos de la “Bobina de Tesla”, presentó un proyecto para construir un artefacto capaz de lanzar un rayo electromagnético a miles de millas de distancia “capaz de derribar aviones a 400 kilómetros de distancia”. Corrían entonces los primeros años de la Primera Guerra Mundial y Tesla vio entonces la oportunidad de sumarse al esfuerzo de rearme de los Estados Unidos.

También presentó una serie de planos para construir lanchas torpederas a control remoto, asegurando que de haber contado con ellas, durante la guerra contra España, Estados Unidos hubiera ganado la guerra en sólo una tarde sin perder un sólo hombre en la contienda.

Submarino armado radiocontrolado ideado por Tesla.

En 1898 patentó un submarino eléctrico, y años más tarde recibió un pedido de la Armada Alemana para desarrollar un nuevo sistema de propulsión eléctrico.

Se supone fue la base para el desarrollo de los motores que utilizaron luego los alemanes en sus submarinos durante la segunda guerra mundial, pero el ingreso de Estados Unidos en la guerra y el peligro de ser acusado de traición hizo que Tesla cortara su relación con los alemanes.

Tesla fallece en Nueva York el 7 de enero de 1943, en un habitación de hotel, viejo, solo y olvidado. El gobierno estadounidense confiscó sus notas, probablemente debido al temor de que los nazis pudieran adquirir alguna tecnología que les favoreciera en la guerra.

Como otros muchos genios, su gran obra no le fue reconocida en vida, y fueron numerosas las veces que tuvo que ver cómo otros se atribuían invenciones suyas, o cómo la ignorancia de algunos hizo que fuera ridiculizado varias veces en público. Hoy en día sabemos de su inmenso genio y su gran afán en aportar a la humanidad todo su conocimiento, alejado de las envidias y las ambiciones de cuantos le rodeaban.

“….A lo largo del universo hay energía:
¿es esta estática o cinética?
En el primer caso nuestras esperanzas son vanas,
en el segundo –y esto lo sabemos con certeza-
no es más que cuestión de tiempo que los hombres tengan éxito
en sincronizar su maquinaria con los engranajes
mismos de la naturaleza”
NIKOLA TESLA

Series Navigation<< Mapa de Japón con casi 2 millones de piezas de LegoBrick-a-Braille >>
facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailfacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutubefacebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Comments are closed.